Mundos paralelos

Y a veces, perpendiculares…

Dibujo del natural: plácido viernes mayo 24, 2008

En clase de plástica se pueden hacer miles y miles de actividades diferentes. Desde hace ya tiempo, posiblemente desde el momento en el que crucé por primera vez la puerta de mi escuela, imaginé que en algunas sesiones de educación artística, podríamos aprovechar la increíble imagen que tenemos mirando hacia cualquier parte en el cole.

Cuando supe que me asignaban un grupo de 5º y que los viernes por la tarde los dedicaríamos a la plástica, pensé que cuando llegase el buen tiempo podríamos salir por los jardines a hacer DIBUJO DEL NATURAL.

Y llegó el momento… A falta de una semana para que las clases por la tarde finalicen, ayer los nenes estuvieron “intentando” reflejar aquello que tenían delante, sentado en rincones del cole que, probablemente hasta ayer, no conocían… Auténticos artistas en pleno césped!!!

Comenzamos por algo sencillo y typical ilicitanus, jejejejejejeje… LA PALMERA, que tenemos muchas!!!  😉

Material:

– Lápiz bien afilado

– Goma de borrar

– Sacapuntas

– Carpeta para apoyar

– Papel “guarro”

El dibujo al natural es aquel que realizamos directamente del modelo (persona, animal, vegetal o cosa) que tenemos delante.

En primer lugar, se debe elegir aquello que se va a dibujar. El lápiz debe estar bien afilado y se ha de tener siempre a mano la goma de borrar, aunque es aconsejable que se hagan trazos muy suaves y que no se borre nada de lo que se va dibujando.

El papel puede estar apaisado o en vertical, dependiendo de lo que se quiera dibujar.

Se comienza haciendo un esquema de lo que se pretende plasmar en el dibujo. Se trazan líneas suaves; el lápiz debe cogerse con poca fuerza y sin miedo, lo más inclinado posible.

Una vez que se ha trazado el esquema de lo que va a ser el dibujo, le vamos poco a poco dando forma, de la manera más precisa, según el modelo que se ha elegido y se tiene delante, siempre con trazos suaves.

Cuando el boceto esté hecho, hay que centrarse en los detalles, en los sombreados, en dar intensidad con trazos más oscuro a algunas partes del dibujo, para finalizarlo.